La Lana de Roca es Energéticamente Eficiente

PAROC Stonewool is energy efficient

 

Construir ambientes energéticamente eficientes es tanto una responsabilidad como una oportunidad. Nuestros hogares y oficinas juegan un papel clave en el debate sobre el cambio climático. Alrededor del 40 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por el humano proviene de hogares y oficinas con un aislamiento deficiente y la energía que se requiere para calentarlas.

Específicamente, el aislamiento juega un papel crítico en la eficiencia energética de un edificio y puede representar hasta el 75 por ciento del potencial de reducción de energía total de los edificios. Un aislamiento térmico adecuado permite ahorrar costos de energía en la construcción de edificios.

Asimismo, los sistemas HVAC e instalaciones industriales deberán ser aislados en forma correcta cuando se utilicen tuberías y conductos para transportar aire caliente o líquidos calientes.

Debido a las altas temperaturas utilizadas en aplicaciones industriales (por ejemplo, centrales eléctricas), la pérdida calorífica es mucho más grande en residencias que se encuentran a nivel pasivo. Cuando las tuberías e instalaciones no sean debidamente aisladas, se requerirá mayor energía para mantener el nivel de calor.

Lana de Roca PAROC

  • Cuenta con propiedades excelentes de aislamiento - también en altas temperaturas
  • Compuesta por 95-98% de aire con conductividad térmica muy baja
  • Mantiene su desempeño de aislamiento y dimensiones durante el ciclo de vida de un edificio
  • Por cada tonelada de CO2 generada en el proceso de fabricación de lana de roca, se ahorran cerca de 200 toneladas de CO2 gracias a sus propiedades de aislamiento térmico sobre un periodo de 50 años.
(EURIMA)